martes, 5 de mayo de 2009

Europa prohibe la comercialización de productos derivados de focas

El ser humano es el único animal empecinado en destruir su medio ambiente y en destruir a otras especies, a algunas con especial crueldad, como es el caso de la matanza de focas bebés que se lleva a cabo cada año en Canadá.
Para su desgracia, las focas bebés tienen una de las pieles más finas del mundo, y en el colmo de la atrocidad eran cazadas y luego asesinadas a palos (no se pueden usar armas para no malograr su piel). Cientos de miles de focas son cazadas cada año, con la venia del gobierno canadiense, y su población se reduce cada año debido no sólo a la caza, sino también a la pérdida de hielos debido al calentamiento global (por eso ahora sólo uso auto una vez por semana, prefiero bici). En 2002 el 75% de los cachorros de foca de Groenlandia nacidos en el Golfo de San Lorenzo, una de las dos zonas de caza de focas en Canadá, fallecieron por la pérdida prematura del hielo sobre el que habían nacido.



Felizmente el pleno del Parlamento Europeo (PE) ha aprobado hoy definitivamente prohibir la comercialización de los productos derivados de las focas, salvo aquellos destinados a la comunidad esquimal o los procedentes de animales cazados para mantener la sostenibilidad del mar.
La Eurocámara ha dado el visto bueno a un acuerdo sellado por sus representantes con los Estados miembros para poner en marcha un nuevo reglamento, que será obligatorio nueve meses después de su entrada en vigor.
Éste prohíbe la comercialización de "los productos, transformados o no, derivados u obtenidos de las focas, entre los que se incluyen la carne, el aceite, la grasa, los órganos, las pieles en bruto y las pieles curtidas o adobadas".

Aplaudo la medida! Y ojalá ayude a reducir la matanza de esta hermosa especie de pinnípedos