viernes, 30 de enero de 2009

The Beatles: 40 años del concierto en la azotea de Apple Records

El 31 de enero de 1969 los Beatles dieron lo que sería su último concierto juntos en la azotea de Apple Records (su casa discográfica) en Savile Row, Londres, como parte de la grabación y promoción de su último disco y film Let it Be.
Los Beatles no se habían presentado en público desde el 29 de agosto de 1966, fecha en que tocaron en Candlestick Park - San Francisco. El proyecto de un documental estaba pensado con una presentación en vivo, pero esto era algo muy problemático. Paul McCartney sugirió tocar en un pequeño club, como en sus primeros días. John Lennon sugirió una locación como Africa (incluso dió la idea de tocar en un asilo). Ringo Starr no quéría salir de Inglaterra. Y George Harrison mostró poco entusiasmo por una presentación en público, incluso él ya había decidido separarse de la banda el 10 de enero, pero fue persuadido de retornar y seguir con el proyecto.

Los Beatles tocaron, acompañados por Billy Preston en los teclados, "Get Back" (tres veces), "Don't Let Me Down" (2 veces), "I've Got a Feeling" (2 veces), "One After 909", y "Dig a Pony". (También tocaron una versión del himno nacional británico, "God Save the Queen" y un breve ensayo de "I Want You (She's So Heavy)" mientras el ingeniero de sonido Alan Parsons estaba cambiando cintas.
Fueron 42 minutos de puro rock interrumpidos por agentes de Scotland Yard, que accedieron a la azotea y ordenaron detener el concierto, mientras el caos se apoderaba de Saville Row.
"Si me decepcionó la policía con algo, fue el que no nos arrestara. Hubiera sido genial terminar el concierto en la azotea con un titular "Beatles acaban concierto en la cárcel", bromearía más tarde Ringo Starr.
De hecho, el espectáculo podría haber durado más de no ser por las quejas de un comerciante de lana del inmueble adyacente, que tildó la sesión de "vergüenza absoluta" y exigió el fin de "este maldito ruido".