miércoles, 20 de enero de 2010

Gracias Metallica: Increible concierto en Lima

Cuando llegué al Estadio de San Marcos bordeando las 7:00 el marco era ya impresionante, miles de personas en todas las zonas esperando ver a Metallica en concierto.
Necropsya cumplió muy bien su papel de telonero, bien por Paul, César y Gustavo; su show empezó a las 8:00 PM y movieron gente. Luego de un intermedio que se hacía cada vez más largo para las 50 mil almas presentes, a eso de las 9:20 PM, comenzó a sonar el intro Ecstasy of Gold (De la película El Bueno, El Malo y el Feo, música de Ennio Morricone), la gente ya estaba extasiada...era el inicio del show de Metallica, por fin la más grande banda de Metal de todos los tiempos se presentaba en Lima...y para sorpresa siguieron las notas de Creeping Death, uno de mis temas favoritos, no lo podía creer, miles de personas gritando Die, Die, Die! Empezó la locura y siguieron con From Whom The Bell Tolls (Con un pequeño intro de Robert Trujillo) y luego Fuel. Fue una seguidilla de piezas maestras. Las canciones del Death Magnetic no las conozco mucho, pero me gustó Cyanide (Aparte tocaron The Day That Never Comes, That was just your life y Broken, Beat And Scarred). El pogo se hizo inevitable en One (iniciado con el clásico sonido de batalla...Go!!! Go!!! y la pirotecnia) y Master of Puppets (Y los gritos de la muchedumbre Master!!! Master!!!!).
A James se le notaba muy contento, incluso se atrevía a decir unas palabras en español que hacían que la gente se alocara más. Tocaron Fade to Black con guitarra acústica (no una eléctrica limpia como siempre lo hacen) haciendo la segunda y Kirk luciéndose en el que quizá sea su mejor solo. La infaltable Nothing Else Matters también se hizo presente luego de un solo de Hammet(mucha gente moqueó con esta canción). Sad but True, Harvester of Sorrow, Enter Sandman también movieron al respetable que pogueaba y gritaba y que no podía creer tener a sus ídolos ante sus ojos.
Despues del break (la finta que hacen siempre los artistas de que se van y regresan) volvieron a deleitar con ese clasico Am I Evil, luego la destructora Blackened (Yo ya estaba molido de poguear tanto, pero no se de donde saqué fuerzas y poguee gritando Blackened is the end!!!!!!). Luego un Seek & Destroy en el que al principio James sólo cantaba (no hizo segunda) e incluso se bajó a donde estaba el público.
Increible el concierto, increible el sonido, el show, la pirotecnia. Increible el marco de 50 mil personas gritando las canciones. Gracias Metallica, son parte de mi vida, de lo que soy. Gracias James, Lars, Kirk y Robert (sin olvidar jamás a Cliff y a Jason), gracias Metallica por esas más de 2 horas inolvidables que le regalaron a Lima.
No llevé cámara (no suelo llevar cámara a los conciertos) pero acá pongo algunos videos tomados por fanáticos de diferentes zonas.