viernes, 18 de diciembre de 2009

Avatar

Avatar, no sólo quedará en el recuerdo como la película más cara de la historia (237 millones en producción y 150 millones en distribución) sino como la mejor película, y de lejos, de James Cameron ( Titanic, Terminator 2) y una de las más espectaculares producciones del 2009 (y quien sabe de la década) por la historia, los efectos y sobretodo el mensaje que nos deja.
Avatar, la película
La historia de Avatar fue escrita hace 15 años (una novela de 220 páginas) por Cameron, pero supo en su momento que la tecnología no estaba preparada para recrear los escenarios ni a los alienígenas por CGI (Imágenes Generadas por Computadora). James Cameron no quería que fueran actores maquillados.
El protagonista de la historia Jack Sully (Sam Worthington) es enviado para controlar un avatar: un alienígena creado en laboratorio con ADN humano que se camuflará con los de su especie para convencerlos de que abandonen su hogar, ya que debajo de este hay una rica mina. Jack Zully en su convivencia con los Na'vi (así se llaman la raza alienígena) aprende de ellos, aprende a querelos, aprende de su filosifía, de su amor por el bosque y descubre el amor en Neytiri, una hermosa alienígena.
La película es un llamado de atención a la humanidad que cree que todo puede tomarlo por la fuerza sin respeto alguno por la naturaleza, por la vida. Altamente recomendable